Un policía notó un horrible hedor proveniente de 2 cajas en un apartamento. Al abrirlas, llamó al hospital…

Una madre tiene cierto tipo de obligaciones que debe cumplir para el cuidado de sus hijos, por lo que es ideal que todas sepan lo que deben hacer. Esto es algo que no se aprende, sino que simplemente las mujeres lo llevan consigo, esto es a lo que siempre llamamos: ‘instinto materno’.

No obstante, parece que este instinto materno les falla a muchas personas, puesto que no todas son capaces de cumplir sus deberes maternos con sus hijos. Es por ello que hacen y deshacen de la manera en que quieren y cómo quieren.

La historia que te traemos a continuación tiene como protagonista a una madre que vivía en el oeste de Virginia, quien fue arrestada luego de ejercer actos sumamente violentos con sus dos hijos pequeños, cuando sepas lo que hizo no lo podrás creer.

Su nombre es Kristal Richard, tiene solo 33 años de edad y es originaria de Kanawha. Ella fue acusada ante muchas personas por haber encerrado a sus niños de dos y cinco años en unas cajas de madera contrachapada con malla y lonas. 

Fue atrapada gracias a que un vecino, quien prefiere mantenerse en el anonimato, hizo la denuncia sobre el maltrato que sufrían los menores por su progenitora. Cuando los oficiales entraron a la casa se encontraron con una escena desagradable: los niños metidos en las cajas, llenos de orina y heces dentro de ellas.

El pequeño apenas cabía en su caja, mientras que el más grande estaba en una más pequeña con sus extremidades completamente dobladas. Junto a ellos habían unos juguetes con los que los niños se entretenían, asegura la mujer, cuando estaban ahí dentro.

Debido a todo esto, se vieron forzados a hacer sus necesidades en la caja, por ello estaban llenos de tanta suciedad. Mientras tanto, la madre admitió que se consideraba a sí misma peligrosa, por lo que no estaba en condiciones de cuidar a sus hijos, por eso los había metido en las cajas.

Por lo tanto, las autoridades le dieron una multa de diez mil dólares y una condena en prisión, mientras los niños pasan a manos del estado.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close